Mes: agosto 2016

La gente quiere respeto

Me hace mucha gracia a veces la gente en las diferentes redes sociales, como Twitter,The Late Show With Stephen Colbert stephen colbert tired late show exhausted Facebook, Instagram y ninguna más, porque sinceramente son las que utilizo, y ya son muchas.

Las redes sociales ya no solo sirven para publicar fotos, sino para compartir ideas e historias, quejas y demás. Últimamente, lo que suelo apreciar bastante en estas redes, es cómo algunas personas ponen  parir a todas las demás que no “respetan sus opiniones”. Después te encuentras en su tablón “likes” de insultos varios a esas personas “que no respetaban” o que piensan como ellas, porque ya hemos llegado al punto, que pasamos de dar nuestro opinión a dar nuestra bofetada. También los hay que escriben textos kilométricos con insultos sutiles.

Hoy en día, si no estás de acuerdo con una opinión, es que no las prestas ( en general, claro, que después hay gente que sí, que sabe diferenciar estas cosas)

En serio, algunas peleas vía Facebook sobre ideales políticas son más entretenidas que cualquier telenovela o serie. No tienen desperdicio.

computer frustrated lego laptop emailYo, que soy de no mojarme, ni comento, ni doy a like, porque si alguien quiere saber lo que pienso, que me pregunte.

Y es que al final, te das cuenta de que ni se respetan, ni se dejan respetar. Todo el mundo acusa, todo el mundo señala vía redes ( en
persona a lo mejor después ni se miran ni saludan) , peo bueno, nos estamos convirtiendo en la sociedad de ” Respétame, pero no esperes que yo lo haga”

Si, todo muy coherente.

Anuncios

¿Tú también estás enfadado con tu compañía de Internet? Yo sí

Y ahí estaba yo, ofuscada, cabreada, enfadada, como prefieras. Pero lo estaba. En frente delfrustrated jake johnson nick miller new girl couch ordenador, con el móvil en la mano izquierda, intentando controlar mi voz mientras
hablaba con el tele-operador de mi compañía telefónica y de Internet. Y es que para colmo el robot  no me entendía.

  •  Continuar
  • No la he entendido
  • CONTINUAR, CONTINUAR
  •  No la he entendido
  • CONTINUAR, CONTINUAR, CONTINUAR

Mi cabreo iba aumentando a la vez que tenía que ir pronunciando una palabra u otra para que me dejaran hablar con un agente. Pero claro, eso al robot, ni le va ni le viene, o sí, y lo que buscan es que te cabrees, te canses y cuelgues. Pero yo no me iba a rendir. También le da igual que digas que no quieres información, y que has encendido y apagado el router angry dexter scream frustrated screamingunas seis mil veces. Eso a ellos les importa un pito, y al robot, más.

Después de veinte minutos intentando hablar con el agente, por fin, por fin, te dicen que te van a pasar con el. Menos mal. Ah, que no, que dicen que no, que todas las lineas están ocupadas y que tengo que esperar. En realidad entiendo que estén ocupadas, con el pésimo servicio que prestan. Aunque eso lo entiendo después, claro, porque mi cabreo aumenta más y más después de casi dos semanas sin Internet, porque en vez de ir y venir, se va más que viene. Y te ponen la cancioncita esa, que ni es pegadiza, ni relajante. ¿Cuántas veces las habré escuchado esas semana? Uf…

Y por fin, el agente, ese agente que parece que lo sabe todo, y no sabe nada.

  • ¿Ha probado con apagar el router?
  • ….
  • ….
  • ¿Usted que cree?
  • A lo mejor el problema es del router
  • Lo llevé a arreglar, porque para colmo me disteis uno defectuoso
  • Tampoco es de la tarjeta, ya lo he comprobado yo
  • Voy a mirar si hay alguna antena problemática en su zona – No se cuantos minutos se tardan en buscar esto, pero creo que tardan su tiempo queriendo para que te creas que son eficientes – Ah, si, hay una antena que da problemas.
  • El Internet del móvil me va.
  • Cuando la antena se arregle funcionará mejor. Ahora le enviaremos un mensaje con información.
  • Y una encuesta. frustrated no awkward emma stone easy a

Y así, mi frustración aumentó, porque te dicen y no te dicen, te ayudan pero no te ayudan, y el problema es que prometen una cosa que no dan.
Pero creo que no soy la única que esta enfadada con su compañía de móvil y de Internet, así que, amigos frustrados, unámonos para combatir, o al menos intentarlo, claro.

– L