Mes: abril 2016

Aquella sonrisa…

¿Cómo no se le podía dar bien mentir? Nacho siempre lo pensaba, tenía una sonrisa preciosa, encantadora. Solo tenía que iluminar a la gente con aquello que tan bien se le daba, para que le hirieran caso. NO lo hacía falta nada más. Solo tenía que sonreír.

Y aunque Nacho lo sabía, aunque conocía el poder que ella podía tener sobre la gente, él caía en la trampa. Estaba enamoradísimo de ella, no podía dejarla de mirar, ni de pensar en ella. Era una especie de obsesión, pero a él no le importaba, porque lo que más le apetecía en este mundo, era estar con ella. Hacerla reír.

Y ella lo sabía, ella sabía lo que el sentía. Y le daba igual, no le importaba, porque lo único que quería de él es que le hiciera los ejercicios de Matemáticas ¿Podían ser más difíciles?

pretty little liars sasha pieterse aliPero claro, el tiempo pasa, y las historias se desarrollan. Nacho conoció a otra chica, más linda que Sofía, o al menos si lo era para él. Pero su sonrisa, si, esa sonrisa que aquella chica de la puerta tenía, iluminaba mas que la de su amiga. Y a Nacho le llegó al Corazón que ella lo ayudara a recoger los papeles que se le habían caído, cuando lo normal es que incluso se los pisotearan. Le sonrió, y se fue. Pero la volvería a ver, todos los días, a casi todas horas. Y para toda la vida, porque al final Nacho, se casó con la chica que tenía la sonrisa más bonita del mundo.

Nunca más se acordó de Sofia y su sonrisa malvada. Sólo de Samanta y de su bondad, y es que al fin y al cabo, es lo que se queda en nuestra memoria, aquellos recuerdos que valen la pena que se mantengan en nuestra memoria.

 

Anuncios

Tío raro número 1 : El borracho

lannister game of thrones got drunk character – El Sábado pasado me lo pasé super bien. Mis amigos y yo no paramos de reírnos. íbamos muy ciegos. Nos reímos un montón.  Y lo que bebimos. Es que no veíamos nada de ciegos que íbamos, mira esta foto.

Me enseñó una foto de él con un amigo suyo. Colorados y borrachos. No hacía falta que me lo dijera, la foto era un poema.

– Que bien nos lo pasamos. Un día tienes que salir conmigo y con mis amigos. Perdí la cuenta de las copas a la sexta. Cómo nos pusimos. Que cantidad de alcohol en vena.

what confused really seriously not amused¿Este muchacho se daba cuenta de que estaba quedado de borracho para arriba en la primera cita? ¿Estaba intentando hacerse el guay, no?

– Tía, estábamos muy borrachos. Es que yo y mis amigos nos las pegamos buenas. Los fines de semana, todos los días se sale. Porque es así.

No, al parecer no se da cuenta de que esta quedando de borracho. Menudo aburrimiento. Como siga la cosa así va a pasar a explicarme los grados que tienen las diferentes bebidas. ¿Pero por qué quedo con tíos tan raros? Espera, ¿a lo mejor esto es una cámara oculta, no?

Creo que no. Por Dios, que alguien me libre de este suplicio.

El peor enemigo

EL peor enemigo que podemos tener no es ni el fuego, ni el agua, ni el viento. Somos nosotros mismos los que nos autodestruimos, somos nosotros mismo los que nos imaginamos esa realidad utópica, aquella irrealizable, porque una cosa es perseguir tus sueños, y otra muy diferente soñar despiertos.

fire heath ledger 10 things i hate about you on fire movieImaginamos aquello que deberíamos llevar a cabo, idealizamos nuestra vida, sin darnos cuenta de que la perdemos sin llevar nada a cabo. Se nos va de las manos, igual que el agua clara de aquella caleta escondida que una vez encontramos, pero a la que jamás volveremos.

Nosotros mismos, con esas esperanzas, con esas ilusiones tan ficticias que incluso llegamos a pensar que somos demasiado edulcarodos.

Y es que, no hay nada peor como edulcorarse la realidad. Es mejor actuar. Quemarse, mojarse, respirar.

No deberíamos imaginar tanto lo que deberíamos a hacer, como deberíamos actuar, como deberíamos ser. Dejar de soñarlo, y empezar a hacerlo,empezar a ser quienes queremos ser,  quizás esa sea la clave de todo.